Cambiar tapones por votos

tapones solidarios

La sociedad, de la misma forma que el pan, necesita de una levadura social para generar procesos de una gran profundidad que se extienden e interiorizan rápidamente. Y así, en los últimos años, toda la sociedad en España se ha puesto a recoger tapones de plástico para paliar con ello el sufrimiento que vivimos. En colegios e institutos, centros de salud y hospitales, universidades, comercios y tiendas nos hemos acostumbrado a ver cajas repletas de coloridos tapones que, en muchos casos, ni siquiera explican el motivo al que dedican tan noble causa.

Y de forma inconsciente, la gente lleva tapones porque piensa que con ello se aliviará tanta pobreza y desesperación, de la misma forma que se paga peaje en las autopistas o se amontonan piedras en algunos bordes de caminos por las ánimas del purgatorio. De este modo, una vez más es la castigada sociedad exhausta quien se ha lanzado a desplegar sorteos, mercadillos, recogidas de alimentos, rifas o también esas campañas de publicidad posmodernas llamadas crowdfunding, que al pronunciarlas en inglés parecen menos lastimeras.

Pero lo que resulta más llamativo es que los mismos responsables de tanto dolor gratuito, de tanta miseria y pobreza, muchos de estos gobernantes responsables de recortes salvajes, ajustes sobre servicios esenciales, despidos crueles y privatizaciones interesadas, no se cortan en salir fotografiados ante mercadillos benéficos, comedores sociales o bancos de alimentos para testimoniar sus píos sentimientos caritativos, algo  que no se corresponde con sus lacerantes decisiones políticas. Forma parte de ese comportamiento falso, cínico y embustero con el que nos prodigan una y otra vez tantos responsables públicos en este país.

ComedorRajoy

Y por ello me pregunto, ¿por qué en lugar de tapones, no depositamos votos que lleven a atender tanto sufrimiento gratuito y deliberado? ¿Por qué no exigimos a los responsables de tanto abandono político interesado que cambien sus políticas y prioridades, para no tenerlas que atender a base de tapones de plástico? Creo que es la clave para transformar esa mendicidad institucional a la que nos estamos acostumbrando, por políticas públicas inclusivas, abandonadas hoy día. Es decir, que la caridad sea sustituida por una política encaminada al bien común, ni más ni menos.

© Carlos Gómez Gil

creative-commons

Anuncios

2 pensamientos en “Cambiar tapones por votos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s