Inmigración y multiculturalidad

diversitat_i_multiculturalitat

Los fenómenos migratorios ocupan por mérito propio un espacio relevante en nuestras sociedades globales y en todos los Estados, tanto del Norte como del Sur. Mientras pensábamos que la globalización se definía en base a la primacía económica, financiera, comercial y productiva, una nueva categoría de cuestiones, fundamentalmente humanas, han cobrado una nueva dimensión, siendo los movimientos de personas, tanto por su magnitud y repercusión como por la multiplicidad de sus ángulos de influencia, uno de los aspectos más relevantes, tanto para los países emisores de inmigrantes como para los países receptores. Pero especialmente para nuestras ciudades, que se están alimentando permanentemente de la llegada continua e ininterrumpida de extraños, de diferentes, de nuevas culturas y personas a través de la inmigración.

Posiblemente no haya un fenómeno humano que determine al mismo tiempo y de forma tan relevante tantos planos en la práctica totalidad de los países de la Tierra; hablamos por tanto de un fenómeno global por excelencia, causa y consecuencia como pocos del proceso de globalización mismo. Y España inicia el siglo XXI con una sociedad manifiestamente distinta, donde la inmigración es una realidad que exige su conocimiento en línea con la relevancia social y económica que tiene.

La inmigración que ha empapado nuestras ciudades de nuevas texturas, es un medio natural a partir del cual enriquecer nuestra convivencia, algo que podemos ver con claridad en el conjunto del Estado.

Sigue leyendo

Anuncios

Insolvencia alimentaria, pobreza y políticas de ajuste en los países del Sur de Europa: el caso de España

Foto Pot Insolvencia

José Ramón González Parada y Carlos Gómez Gil

En el marco de un proyecto de investigación sobre insolvencia alimentaria y pobreza en países del Sur de Europa promovido por RIOS (Red de Investigación y Observatorio de la Solidaridad)  se avanzan algunos datos de interés referidos en particular a España.

Tras cinco años sufriendo una de las crisis más profundas y persistentes que se han vivido en la historia contemporánea en Europa que se ha visto agravada por la aplicación de severas medidas de recorte de gastos público, ajuste y medidas de consolidación fiscal, el avance de la pobreza sobre la población de los países del Sur sometidos a duros planes de ajuste ocupa una preocupación creciente. Es así como la cobertura de necesidades básicas y su alimentación para sectores cada vez más amplios en los países del Sur constituye un serio problema que está poniendo en riesgo a los sectores más vulnerables. Con ello, el papel de bancos de alimentos y otras entidades, comedores sociales y hasta de los propios colegios en proporcionar alimentos a grupos cada vez más amplios de población es un hecho incuestionable con solo ver las colas diarias ante estos establecimientos, o los llamamientos a donar alimentos ante el aumento en la demanda que la crisis está generando.

Sigue leyendo