El colapso de los microcréditos en la cooperación al desarrollo

image

Acabo de publicar mi último libro, “El colapso de los microcréditos en la cooperación al desarrollo”, publicado en la Editorial La Catarata, coeditado por el Instituto Universitario de Cooperación al Desarrollo de la Universidad Complutense de Madrid (IUDC), el Observatorio de Multinacionales en América Latina (OMAL) y la Universidad Internacional Tierra Ciudadana de París (UITC), una amplia investigación sobre el origen, evolución e impacto de las micrófinanzas en el mundo.

Durante décadas, los microcréditos se han presentado como uno de los dogmas más exitosos en la lucha contra la pobreza, repletos de bondades, éxitos y beneficios. Sin embargo, éstos no han cumplido las numerosas promesas que los organismos internacionales y ONG hicieron, hasta el punto que se puede afirmar que los microcréditos representan uno de los mayores fracasos en las políticas de cooperación al desarrollo, siendo utilizados en no pocas ocasiones de forma fraudulenta para impulsar políticas e intervenciones neoliberales radicalmente contrarias a los supuestos beneficios que con frecuencia se publicitan hacia sus destinatarios. De hecho, las microfinanzas viven en todo el mundo un proceso de cuestionamiento y desmoronamiento muy profundo, tanto por algunos sucesos de enorme gravedad que han alimentado, como por el resultado de investigaciones, evaluaciones y publicaciones de relevancia, prácticamente desconocidos en España. Este libro desarrolla los estudios que sobre esta materia he venido realizando, utilizando una amplia batería de documentos e investigaciones académicas de importancia. Se analizan los orígenes, la evolución, el auge y cuestionamiento de las microfinanzas en todo el mundo y su controvertido papel en España, examinando las razones de sus desmoronamiento así como los problemas y limitaciones más importantes de las microfinanzas.
Avanzo el prólogo del libro
Sigue leyendo

Anuncios

La austeridad mata

image

 

Se llamaba Rosa, tenía 81 años y murió hace pocos días en Reus, en un incendio de su casa provocado por las velas con las que se iluminaba al tener cortada la luz por el impago de los recibos desde hacía varios meses. La empresa suministradora del servicio de electricidad, Gas Natural, acusa al ayuntamiento de no haberla comunicado la situación de vulnerabilidad de la anciana y el consistorio reprocha a la empresa el haber realizado una suspensión irregular del suministro eléctrico que impide la normativa catalana al no comunicarlo previamente a los servicios sociales municipales, requisito exigido por la Ley 24/2015 de medidas urgentes para afrontar la emergencia en el ámbito de la vivienda y la pobreza energética en Cataluña. Mientras tanto, el Gobierno de Rajoy ha estado trabajando con esfuerzo para ver en qué Comisión del Congreso de los Diputados colocaba al exministro del Interior Fernández Díaz para que pudiera cobrar algunos miles de euros más al mes, al tiempo que anunciaba que cumpliría a rajatabla el recorte de 5.500 millones de euros en los presupuestos para el próximo año. Es decir, lo habitual en un país y en unos gobernantes que hace tiempo han perdido el alma y viven de espaldas al sufrimiento de tantos.

Desde que estalló este disparate que llamamos crisis ha habido otras muchas Rosas a lo largo y ancho de todo el país, con otros nombres y el mismo final, que han muerto en otros incendios de sus viviendas provocados por braseros de carbón, sin recibir la atención médica y farmacéutica adecuada, ateridos de frío al carecer de calefacción, esperando tener una ayuda a la dependencia que nunca llegó, en alojamientos infames e insalubres, por suicidios ante la desesperación en la que se encontraban sus vidas. Y mientras todo esto sucedía, la Troika (el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea) no ha parado de pedir y exigir más recortes y ajustes sin importarles el avance de la pobreza, de la miseria y el sufrimiento entre la población al tiempo que nuestros gobiernos no han dejado de aplicar obedientemente estas recetas tan dañinas que numerosos economistas denominan “economía del fracaso”.

Sigue leyendo

Soria y el Banco Mundial

image

Artículo publicado en el diario Información de Alicante el domingo, 11 de septiembre de 2016. (Pinchar aquí para ver enlace original)

El fiasco montado por el Gobierno de Mariano Rajoy con el fallido nombramiento de José Manuel Soria como director ejecutivo del Banco Mundial (BM) ha demostrado, negro sobre blanco, demasiadas realidades. Cuestiones como la utilización compulsiva de falsedades y engaños por un Gobierno que parece haberlas convertido en seña de identidad incluso estando en funciones; la nula importancia que el Ejecutivo da a la evasión fiscal y a la utilización de mecanismos para evitar el pago de impuestos por parte de dirigentes del PP; el empleo de los puestos de representación internacional como destino de altos cargos quemados por sus escándalos; la falta de respeto a una sociedad que soporta con dureza los efectos de una crisis y de unas políticas austericidas mientras asiste a esta especie de reparto del botín por parte del partido gobernante; sin olvidar la irresponsabilidad de colocar al frente de importantes instituciones internacionales a personas que han tenido actuaciones inmorales y poco éticas que han contado con el rechazo social por haber actuado contra los intereses de nuestra sociedad.

Es evidente que estas y otras muchas cuestiones no cuentan para un Gobierno que vive de espaldas a la calle y a sus responsabilidades institucionales, porque al mismo tiempo todo ello ha añadido descrédito al papel de España ante organismos multilaterales en los que tenemos una escasa representación y donde llevamos años bajo mínimos, desde la extraña renuncia anticipada de Rodrigo Rato al frente del Fondo Monetario Internacional (FMI). Todo ello, cuando tanto el BM como el FMI, instituciones del llamado sistema de Bretton Woods (lugar donde tuvo lugar en el año 1944 la conferencia de Naciones Unidas que aprobó crear estos dos organismos para implantar en el mundo una nueva regulación del sistema monetario y del orden financiero, junto a la reconstrucción a llevar a cabo tras la Segunda Guerra Mundial), llevan años cuestionadas por las fallidas políticas que vienen aplicando así como por los escándalos protagonizados por sus dirigentes.

Sigue leyendo

El retrato social

image

Los resultados electorales del pasado 26J han sido tan sorprendentes que no paramos de hacernos preguntas y buscar explicaciones. Hablando de ello con mi amigo J.L. Vieites tratábamos de interpretar un paisaje electoral tan complejo como inesperado. Por ello, Vieites ha escrito estas líneas, a modo de reflexión realizada desde una posición de claro compromiso político que no esconde, y que me ha pedido albergar en este Blog, algo que hago con agrado. Es evidente que el análisis da para mucho más y que puede analizarse críticamente, pero aporta reflexiones en un momento de tanta confusión.

Corre en ambientes profesionales de sociólogos y politólogos la idea de que las elecciones de Junio no dejan un retrato electoral, sino un retrato social. Aquí van algunas pinceladas para ese retrato, que tienen el mismo nivel de confianza que las encuestas, pero son más baratas.

Más de 7 millones de españoles se retrataron votando al PP, un importante grupo que identifica lo más casposo de la España que vota contra la Antiespaña, sin importarle la corrupción, el latrocinio ni las conspiraciones de los suyos. Un inquietante reflejo de los partidos fascistas que viven de la abyección moral y de la infamia, que odian a los desafectos al régimen y a sus ciudadanos traidores, y les roban sus símbolos. “Yo soy español, español, español….” un cántico robado a los traidores que debilitan al partido, y por tanto a la patria. Más llamativo es ese malsonante “sí se puede” de la calle Génova , que recuerda al chotis de aquel otro “hemos pasao decimos los facciosos” cantado por Madrid. Pues sí, cantados en la calle Génova la noche de la venganza son cánticos facciosos. Fin de la pincelada azul.

Sigue leyendo

Les llaman refugiados

image

Las palabras sirven para comunicar, expresar, transmitir. Pero también se utilizan para dibujar sentimientos, arrojar desprecios e indiferencias, demostrar que somos humanos o carecemos de alma. A fuerza de utilizar determinadas palabras, acabamos por desgastarlas o por dañar por completo la belleza de su significado. Todo ello lo encontramos en la palabra refugiado, tan de moda en los últimos meses.

Naciones Unidas celebra el próximo 20 de junio el Día Mundial del Refugiado, con el que intenta llamar la atención sobre la dramática situación de millones de personas en todo el planeta que se ven forzadas a abandonar sus hogares y sus países para poder obtener protección y poner a salvo sus vidas y la de sus familias, buscando refugio en otros estados. Cada minuto, ocho personas lo dejan todo para huir de la guerra, la persecución o el terror, teniendo que elegir con frecuencia entre el horror que viven y la posibilidad de morir, embarcándose en un trágico éxodo, sometidos a todo tipo de abusos y condiciones extremas, perdiendo sus derechos y su condición humana para ser tratados con frecuencia como presos, confinados en recintos parecidos a campos de concentración contemporáneos. Podríamos pensar que los refugiados han obtenido refugio y protección, tal y como indica su nombre, mientras que por el contrario, en la mayoría de las ocasiones, el refugiado es lo más parecido a un paria contemporáneo que lucha por sobrevivir y a quien se le niega hasta su categoría de persona.

Sigue leyendo

De refugiados y atuneros

image

El deliberado abandono que la UE hace sobre la situación de los refugiados en su territorio y el sistemático incumplimiento de acuerdos, convenios y tratados internacionales han acelerado el proceso de descomposición del proyecto europeo que en la actualidad vivimos. Actuar de forma tan negligente ante un problema humanitario de tal envergadura ha convertido una crisis de refugiados en una crisis del proyecto político de la UE, entendido como un espacio común de libertad, solidaridad, justicia y respeto a los derechos humanos. Todo ello es lo que está saltando por los aires frente a la visión egoísta e irresponsable de los gobiernos e instituciones europeas.

Artículo publicado en el diario Informacion de Alicante, el domingo 28 de febrero de 2016 (Pinchar aquí para ver enlace original)

​Si el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, explicaba en su discurso sobre el estado de la UE del pasado año que la crisis de asilo y refugio era la prioridad más urgente y trascendental que tenía Europa, tenemos que concluir que estamos ante uno de los mayores fracasos deliberados desde que ésta existe. Basta decir que a estas alturas, de los exiguos 160.000 refugiados que los países europeos se comprometieron a reubicar solemnemente el pasado mes de septiembre, únicamente se han realojado a 272 de ellos, es decir, el 0,1%.

Sigue leyendo

Entrevista sobre las ONG en España

BlogONG

Hace pocas semanas un grupo de personas que querían poner en marcha una ONG se pusieron en contacto conmigo y me pidieron hacerme una entrevista en la que se hablara a fondo de las ONG en España con la que querían abrir su blog. Se llaman “El Hoyo” y puedes verlos aquí. Me ha parecido interesante reproducir esta entrevista en la que hice un repaso de algunos de los desafíos más importantes que tienen las Organizaciones No Gubernamentales de la mano de los cambios generados por la crisis y las transformaciones en la arquitectura económica e institucional que vivimos. Vaya mi agradecimiento por su interes. La entrevista fue realizada por Pablo Flóres.

-¿Por qué el papel de las ONG en la sociedad ha sido el centro de gran parte de tu trabajo?

Desde hace 25 años he venido trabajando, investigando y analizando  en profundidad en torno a las políticas de cooperación al desarrollo y su articulación con las políticas públicas. Poco después incorporé otro eje de trabajo e investigación en torno a las migraciones y el codesarrollo. En todo momento el papel de las ONG nacionales y transnacionales aparece como un agente primordial en ambos espacios de intervención, de manera que necesitaba conocer en profundidad el papel, el funcionamiento y la actuación de estas organizaciones en las sociedades contemporáneas de la mano del proceso de globalización. Es por ello por lo que decidí dedicar mi tesis doctoral a las ONG con lo que podía completar una perspectiva panorámica de comprensión sobre todas estas políticas que mencionaba antes. Al mismo tiempo, siempre he estado en contacto con ONG, trabajando e interviniendo en ellas, colaborando con ellas, apoyándolas, asesorándolas, evaluándolas o criticando las actuaciones de aquellas otras que han venido teniendo actuaciones lesivas o negligentes, por lo que he acumulado una importante información que me parecía importante facilitar a la opinión pública y a la academia desde mis investigaciones y publicaciones. Ahí andamos.

“La crisis también se está utilizando como coartada para desmantelar el tejido de ONG, especialmente de aquellas más críticas y combativas”

-En estos tiempos de crisis, ¿nos encontramos ante el auge o el declive de las ONG?

Podemos afirmar que se produce una cierta paradoja, ya que por un lado, pudiera parecer que las ONG están paliando de alguna manera el impacto de la crisis y de las políticas de ajuste salvaje que se vienen aplicando sobre países y pueblos. Pero sin embargo, como consecuencia precisamente de ese austericidio se han recortado programas, partidas y subvenciones dirigidas a las ONG y a sus sectores básicos de intervención. Ambas cosas son ciertas, en la medida en que con el aumento de la pobreza, el desempleo y la precariedad, los Estados han tendido a dejar a ONG que atendieran a las víctimas y damnificados por la crisis que generalmente han sido los sectores más desasistidos de la sociedad, aumentando las organizaciones de pobres como roperos, bancos de alimentos, comedores, albergues, pero eliminando espacios de participación e intervención a otras ONG en sectores sociales especializados. Todo ello ha generado una atención para los sectores más vulnerables que carecían de estos apoyos, no solo en materia de comida, alimentación, comedores sociales, sino también en la sanidad y la propia educación, donde algunas importantes ONG han pasado a asistir a ese ejército de pobres generado por las políticas neoliberales. Para ello, numerosos gobiernos han contado con ONG importantes llegando a darles importantes recursos que han negado desde sus propias administraciones, lo que puede parecer una paradoja, pero forma parte de esa visión neocaritativa de determinadas políticas públicas que tienen nuestros gobernantes, utilizando organizaciones acríticas, silenciosas y que incluso apoyan las políticas que vienen aplicando porque saben que gracias a ellas su trabajo aumentará. Esto ocurre con unas pocas grandes ONG que sorprendentemente han visto aumentar sus recursos y su trabajo. Sin embargo, para la gran mayoría lo que se ha producido es un ahogamiento, tanto por la vía de la eliminación de programas en los que intervenían, como por la reducción o desaparición de recursos, e incluso mediante impagos deliberados que ha llevado a no pocas ONG a tener que cerrar, dándose la situación de que tras la llegada de la democracia, se produce por vez primera una disminución en el número de ONG precisamente por estos motivos, lo que significa un empobrecimiento de la sociedad civil y es una muestra de las políticas que se están llevan también en este campo por nuestros gobernantes. Podemos decir que la crisis también se está utilizando como coartada para desmantelar el tejido de ONG, especialmente de aquellas más críticas y combativas.

“El rearme ideológico de las ONG es una condición necesaria para articular respuestas efectivas”

Sigue leyendo