La Agenda 2030 contra la pobreza y las palabras huecas

SDG Conference

SDG Conference

Artículo publicado en el Diario Información de Alicante, el domingo 29 de noviembre de 2015. (Pinchar para ver enlace original)

De nuevo, 193 Estados del mundo han suscrito en las Naciones Unidas unos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para acabar con la pobreza en el mundo en el año 2030; nada nuevo, porque algo parecido ya habían suscrito en septiembre del año 2000 con los fallidos Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Una vez más, todos los gobiernos del mundo han acordado dar el 0,7% para el año 2030 en Ayuda Oficial al Desarrollo a los países empobrecidos; nada distinto de lo que ya firmaron en el año 2000 que debían de haber alcanzado en 2015 y que desde que fue acordado por la ONU en el año 1972 vienen repitiendo periódicamente.

En materia de acuerdos internacionales para el desarrollo, la comunidad internacional y las Naciones Unidas arrastran una larga historia de incumplimientos deliberados que repiten una y otra vez el mismo ritual: las mismas promesas vacías, renovadas palabras huecas, alegrías, parabienes y felicitaciones que sonrojan a cualquiera que conozca en detalle la naturaleza de lo que se anuncia a los cuatro vientos en comparación con las políticas que cada día llevan a cabo quienes han firmado los solemnes acuerdos de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible.

Sigue leyendo

París y la libertad

paris

Artículo publicado en el diario Información de Alicante, el domingo 22 de noviembre de 2015. (Pinchar para ver enlace original)

Pocas cosas nos han costado tanto sufrimiento aprender en España como la necesidad de cercanía y unidad frente al dolor causado por el terrorismo. Por ello nos sentimos tan próximos y conmovidos ante los ataques terroristas que ha vivido París, causados por un terrorismo yihadista tan salvaje como brutal. Tras los atentados terroristas de enero contra el semanario satírico Charlie Hebdo y el supermercado Kosher, Francia no ha dejado de sufrir atentados frustrados que demostraban (que se) encontrarse en el punto de mira de la barbarie de un Estado Islámico que, por la magnitud y complejidad de los ataques que planifica, está buscando multiplicar el horror y el número de víctimas causadas.

Pero España, el país europeo que durante más tiempo y con más intensidad ha padecido el terrorismo, primero de ETA y posteriormente con el 11-M que sigue siendo el atentado yihadista más mortífero que se ha vivido en Europa, demostramos que desde el Estado de Derecho, desde el poder de las instituciones y sin generar rechazos ni odios colectivos puede darse una respuesta a los responsables de estos atentados. Por ello es tan importante la unidad y la solidaridad con el Gobierno francés y con sus ciudadanos, aunque bueno sería que Europa entendiera también el tremendo dolor y sufrimiento que desde hace años lleva causando el fanatismo salvaje y bárbaro yihadista en otros lugares, con mucha mayor atrocidad, muerte y destrucción. Si nos produce horror y dolor la barbarie producida en París sobre ciudadanos indefensos que ha causado centenares de muertos y heridos a sangre fría, ¿cómo no entender que millones de personas huyan de un terror ilimitado basado en el salvajismo, la depravación y la violencia ciega?

Sigue leyendo

Entrevista sobre las ONG en España

BlogONG

Hace pocas semanas un grupo de personas que querían poner en marcha una ONG se pusieron en contacto conmigo y me pidieron hacerme una entrevista en la que se hablara a fondo de las ONG en España con la que querían abrir su blog. Se llaman “El Hoyo” y puedes verlos aquí. Me ha parecido interesante reproducir esta entrevista en la que hice un repaso de algunos de los desafíos más importantes que tienen las Organizaciones No Gubernamentales de la mano de los cambios generados por la crisis y las transformaciones en la arquitectura económica e institucional que vivimos. Vaya mi agradecimiento por su interes. La entrevista fue realizada por Pablo Flóres.

-¿Por qué el papel de las ONG en la sociedad ha sido el centro de gran parte de tu trabajo?

Desde hace 25 años he venido trabajando, investigando y analizando  en profundidad en torno a las políticas de cooperación al desarrollo y su articulación con las políticas públicas. Poco después incorporé otro eje de trabajo e investigación en torno a las migraciones y el codesarrollo. En todo momento el papel de las ONG nacionales y transnacionales aparece como un agente primordial en ambos espacios de intervención, de manera que necesitaba conocer en profundidad el papel, el funcionamiento y la actuación de estas organizaciones en las sociedades contemporáneas de la mano del proceso de globalización. Es por ello por lo que decidí dedicar mi tesis doctoral a las ONG con lo que podía completar una perspectiva panorámica de comprensión sobre todas estas políticas que mencionaba antes. Al mismo tiempo, siempre he estado en contacto con ONG, trabajando e interviniendo en ellas, colaborando con ellas, apoyándolas, asesorándolas, evaluándolas o criticando las actuaciones de aquellas otras que han venido teniendo actuaciones lesivas o negligentes, por lo que he acumulado una importante información que me parecía importante facilitar a la opinión pública y a la academia desde mis investigaciones y publicaciones. Ahí andamos.

“La crisis también se está utilizando como coartada para desmantelar el tejido de ONG, especialmente de aquellas más críticas y combativas”

-En estos tiempos de crisis, ¿nos encontramos ante el auge o el declive de las ONG?

Podemos afirmar que se produce una cierta paradoja, ya que por un lado, pudiera parecer que las ONG están paliando de alguna manera el impacto de la crisis y de las políticas de ajuste salvaje que se vienen aplicando sobre países y pueblos. Pero sin embargo, como consecuencia precisamente de ese austericidio se han recortado programas, partidas y subvenciones dirigidas a las ONG y a sus sectores básicos de intervención. Ambas cosas son ciertas, en la medida en que con el aumento de la pobreza, el desempleo y la precariedad, los Estados han tendido a dejar a ONG que atendieran a las víctimas y damnificados por la crisis que generalmente han sido los sectores más desasistidos de la sociedad, aumentando las organizaciones de pobres como roperos, bancos de alimentos, comedores, albergues, pero eliminando espacios de participación e intervención a otras ONG en sectores sociales especializados. Todo ello ha generado una atención para los sectores más vulnerables que carecían de estos apoyos, no solo en materia de comida, alimentación, comedores sociales, sino también en la sanidad y la propia educación, donde algunas importantes ONG han pasado a asistir a ese ejército de pobres generado por las políticas neoliberales. Para ello, numerosos gobiernos han contado con ONG importantes llegando a darles importantes recursos que han negado desde sus propias administraciones, lo que puede parecer una paradoja, pero forma parte de esa visión neocaritativa de determinadas políticas públicas que tienen nuestros gobernantes, utilizando organizaciones acríticas, silenciosas y que incluso apoyan las políticas que vienen aplicando porque saben que gracias a ellas su trabajo aumentará. Esto ocurre con unas pocas grandes ONG que sorprendentemente han visto aumentar sus recursos y su trabajo. Sin embargo, para la gran mayoría lo que se ha producido es un ahogamiento, tanto por la vía de la eliminación de programas en los que intervenían, como por la reducción o desaparición de recursos, e incluso mediante impagos deliberados que ha llevado a no pocas ONG a tener que cerrar, dándose la situación de que tras la llegada de la democracia, se produce por vez primera una disminución en el número de ONG precisamente por estos motivos, lo que significa un empobrecimiento de la sociedad civil y es una muestra de las políticas que se están llevan también en este campo por nuestros gobernantes. Podemos decir que la crisis también se está utilizando como coartada para desmantelar el tejido de ONG, especialmente de aquellas más críticas y combativas.

“El rearme ideológico de las ONG es una condición necesaria para articular respuestas efectivas”

Sigue leyendo

Al borde del camino

Al borde del camino

Convertir la política en delirio nunca ha traído nada bueno. El alejamiento de la realidad es una anomalía mental preocupante que puede degenerar en patologías en las que el sujeto construye un mundo falso e irreal al romperse la relación con las personas y la sociedad. Pero en política, el alejamiento de la realidad supone una aberración moral y un fraude democrático en la medida en que los dirigentes políticos que lo protagonizan se construyen un mundo paralelo a su medida, alejado y enfrentado a la ciudadanía para la que deberían trabajar.

La comparecencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Palacio de la Moncloa el pasado lunes, para hacer balance de la legislatura, tras la aprobación por el Consejo de Ministros del decreto de convocatoria de elecciones para el 20 de diciembre, representó un magnífico ejemplo de hasta qué punto un responsable político puede estar alejado de la realidad y vivir fuera de ella sin sentir la menor vergüenza. Acostumbrados como estamos a las falsedades, medias verdades y mentiras deliberadas que Rajoy y su Gobierno han venido prodigando en estos cuatro durísimos años, su balance de legislatura representó un panfleto electoral que transitaba entre el sadismo político y el desprecio social hacia una ciudadanía exhausta por una desigualdad abismal, una precariedad extrema, una pobreza creciente, un hundimiento de los salarios, un recorte en los servicios públicos y en los derechos, junto a un encarecimiento de precios y servicios básicos. A todas esas personas para las que no existe futuro sino únicamente un presente cada vez más incierto en el que sobrevivir, el discurso autoelogioso, rimbombante y quimérico que pronunció Rajoy para cerrar sus cuatro años de mandato solo contribuye a alejarlos de la política y aumentar su enfado por tener que seguir soportando el desprecio de un Gobierno que les ha maltratado una y otra vez a lo largo de toda su legislatura.

Que el presidente del Gobierno de un país como España llegue a afirmar en su Palacio Presidencial que “se ha superado la peor crisis sin que nadie se quedara al borde del camino” constituye un auténtico testamento político para un partido y un presidente que no han dejado de tratar con desprecio, arrogancia y desdén a los sectores más empobrecidos y humildes de la sociedad. No hay duda de que esos caminos por los que pasea Rajoy, llenos de guardaespaldas y asesores que no paran de halagarle, recorridos desde su coche oficial blindado y en los que hasta se recomienda no tender ropa a su paso, como se hizo durante su reciente visita a Finestrat, nada tienen que ver con los caminos que transitamos el resto de los ciudadanos.

Sigue leyendo